0

Condenan a una aseguradora a indemnizar a un motorista accidentado por el cruce de un perro




La Audiencia Provincial de Cantabria ha ratificado una sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Laredo por la cual se condenaba a una empresa aseguradora a responder mediante indemnización por los daños causados a un motorista el cual sufrió un accidente debido a la acción de un perro de caza que había escapado de una perrera cercana.

Tal y como recoge la ley, el dueño de este perro tenía contratado es seguro obligatorio de cazadores que además, “se extiende a un seguro voluntario de cazador”. Sin embargo, una vez ocurrido el accidente, la compañía aseguradora se negó a responder argumentando que los daños causados no se habían producido durante un acto de caza, motivo por el cual este propietario cazador demandó a dicha compañía de seguros.

Matrimonio

Durante el juicio, se examinaron las condiciones de la póliza contratada que expresamente cunbre “la propiedad de un máximo de dos perros de caza”, motivo por el cual el tribunal de primera instancia dedujo que “el hecho objeto de cobertura es esa propiedad de perros de caza, no su empleo en actos de caza”.

Pero el tribunal fue más allá al entrar en las contradicciones en que la compañía de seguros incurre entre su argumento y las propias condiciones señaladas en la póliza donde se recogen de forma explícita otras situaciones no relacionadas con la caza. De hecho, la sentencia expresa que “de atenerse a la interpretación sostenida por la recurrente de que el seguro voluntario se limita al riesgo por actos de caza, no se alcanza a comprender cómo también incluye expresamente la participación en competiciones autorizadas de tiro deportivo, lo que obviamente no constituye un acto de caza”.

En base a lo anterior, tanto el Juzgado de Primera Instancia como ahora la Audiencia Provincial de Cantabria, entienden que la responsabilidad de la aseguradora recae sobre la propiedad, al margen de que los hecho se hayan producido o no durante un acto de caza, y condena a la compañía de seguros a indemnizar al motorista accidentado abonando la reparación de su moto y del equipamiento, además de una indemnización directa que asciende a 11.247 euros

film Sleepless 2017 download


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados
Consulte con Abogados Portaley
He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

J. ALFOCEA

Licenciado en Historia y Periodismo. Un apasionado por comunicar todo lo que pueda despertar interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *