0

Información sobre Divorcio con hijos: Guardia y custodia, pensión y régimen de visitas




Un divorcio con hijos es siempre más complicado, especialmente cuando son menores, ya que requiere de una serie de trámites dirigidos a salvaguardar su bienestar.

 

 

En un matrimonio con hijos los cónyuges comparten la llamada Patria Potestad de sus descendientes, es decir, la capacidad de decidir sobre ellos y representarlos a ellos y a sus bienes. Solo en casos excepcionales puede privarse a un padre de la patria potestad de sus hijos.

 

 

 

Por otro lado, existe lo que se conoce como Guarda y Custodia, que es independiente de la patria potestad, ya que tiene que ver con todo lo relacionado con la convivencia, la asistencia y el cuidado de los hijos. Los padres poseen la patria potestad por derecho, mientras que la guarda y custodia se otorga a aquella(s) persona(s) que vive(n) con los hijos y se ocupa(n) de ellos. Por lo tanto, a menudo patria potestad y custodia pueden no coincidir y así sucede en la mayoría de divorcios, donde la separación de los padres impone la necesidad de decidir dónde vivirán los hijos y con quién. Siempre prevalecerá el interés superior de los menores.

 

 

  • • Custodia monoparental. Uno de los progenitores se hace cargo de la guarda y custodia.
  • • Custodia compartida. Bien mediante convenio o bien por la sentencia de un juez, se establece que los dos padres se hacen cargo de los hijos, no sin antes haber evaluado las relaciones entre los cónyuges y las relaciones de estos con respecto a sus hijos.

 

 

¿Qué es la pensión alimenticia y cuándo hay que pagarla?

En los casos de custodia monoparental, es decir, cuando es uno solo de los padres el que asume la guarda y custodia, la ley estipula que el cónyuge libre de esta responsabilidad debe contribuir a la manutención de los hijos abonando cierta cantidad mensual en concepto de alimentación, alojamiento, ropa y asistencia médica. El importe varía en función de las circunstancias concretas, las capacidades y los ingresos de cada uno de los progenitores y es obligatorio siempre y cuando los hijos sean menores de edad o mayores pero estudiantes o incapaces de sustentarse por sí mismos. Si el obligado incumple alguno de los pagos, puede ser demandado y embargado y, en última instancia, condenado por abandono de la familia.

 

 

 

Régimen de visitas

El Artículo 94 del Código Civil establece los derechos y deberes de los cónyuges en los casos de divorcio con hijos y custodia monoparental. Así, el progenitor separado de sus hijos tiene el derecho-deber de visitarlos y comunicarse con ellos. Debe fijarse un calendario lo más concreto posible, así como la duración y el lugar, y de nuevo será el bienestar e interés de los hijos lo que prevalecerá por encima de todo. En ningún caso puede el padre no custodio renunciar a este derecho/deber y el incumplimiento del mismo por alguna de las partes conlleva multas coercitivas y, en último término, acusaciones penales. Solamente un Juez está autorizado para limitar o suspender el régimen de visitas si así lo creyese necesario.


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados
Consulte con Abogados Portaley
He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *