0

El Código Civil: De los alimentos entre parientes.




Durante los últimos años, como una manifestación más de la crisis económica que ha atravesado España, hemos comprobado que la ayuda de las familias constituye uno de los apoyos más importantes con los que cuentan las personas en situaciones de necesidad. Veamos cómo se articula esta ayuda legalmente.

El Código Civil habla, en términos generales, de los alimentos entre parientes. Sin embargo, la asistencia que algunas personas están obligadas a prestar, cuando sus familiares carecen de medios propios para subsistir, no es sólo alimenticia. Dichos alimentos comprenden también un lugar donde vivir, la ropa imprescindible y asistencia médica (están incluidos los gastos del embarazo y el parto).

Pero no sólo eso, sino que, del mismo modo, se incluyen los gastos de educación del alimentista (el que tiene derecho a reclamar los alimentos de otro), siempre que sea menor de edad o que, siendo mayor de edad, no hubiera dejado los estudios por su propia voluntad.

 

justicia-juicio4

 

¿Quiénes están obligados a prestarse este tipo de ayuda?

Pues los cónyuges (aunque la obligación procede más del propio matrimonio que de la ayuda que estamos analizando) y los ascendientes y descendientes.

Cuando se trate de hermanos, el Código limita la obligación de asistencia a la ayuda más imprescindible. Su deber es, por lo tanto, más restringido que el de otros familiares.

La ley establece un orden de reclamación cuando haya más de una persona obligada a prestar los alimentos: primero se pedirán al cónyuge, después a los descendientes, luego a los ascendientes y, por último, a los hermanos (primero a los que lo son por parte del padre y de la madre simultáneamente y, en su defecto, a los medio hermanos).

Si varias de estas personas tienen que dar alimentos al mismo pariente, la obligación se divide entre todos, en proporción a sus respectivos patrimonios.

También podemos encontrar el caso inverso: que la misma persona tenga que cumplir el deber de alimentos en relación con varios familiares. En estos casos se sigue el mismo orden que para la reclamación, con la excepción de que el hijo bajo la patria potestad será preferido al cónyuge.Watch Full Movie Online Streaming Online and Download

¿Cuánto debe darse en concepto de ayuda?

Eso es relativo, ya que depende de las necesidades del alimentista y de las posibilidades económicas del alimentante. No obstante, el cambio en la situación de uno o del otro implicará el aumento o disminución de los alimentos.

La forma de prestar la asistencia también puede variar. En principio, el alimentante puede elegir entre recibir en su casa al necesitado o darle el dinero o cosas que necesite. Esta posibilidad, sin embargo, desaparece cuando una sentencia judicial o el propio interés del alimentista así lo dispongan. Entonces no habrá convivencia, sino el pago de una pensión.

¿Cuándo cesa la obligación de alimentos?

  • Cuando muere el necesitado o haya mejorado su situación económica hasta el punto de no requerir los alimentos. También cuando pueda trabajar y no quiera hacerlo.
  • Cuando el alimentante haya visto mermados sus ingresos, de manera que no pueda atender a sus necesidades y a las del alimentista.
  • Al incurrir el alimentista en alguna de las causas de desheredación.
  • En los casos de desidia laboral por parte del alimentista.

En resumen, y para finalizar, podríamos decir que esta clase de ayuda tiene un carácter complementario de las prestaciones que puedan establecer las Administraciones Públicas para ayudar a las personas que carecen de recursos económicos suficientes para sí y su familia.


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados
Consulte con Abogados Portaley
He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *